Forums

Versión completa: 3ª reunión del libro Imperiofobia y leyenda negra
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Muy buenas, querid@s mi@s

¡¡Bienvenid@s a la 3ª reunión del libro Imperiofobia y leyenda negra!!

En esta reunión comentaremos los siguientes capítulos:

- La Inquisición y La Inquisición
- América


Inquisición:

"La Inquisición nació en 1184 en el Languedoc para luchar contra la herejía de los cátaros en tiempos de grandes turbulencias espirituales y sociales. Montados como tenemos en el cerebro los resortes de prejuicios inveterados, la primera idea que surge inmediatamente es que la Inquisición nació para «reprimir» —palabra maldita— a los herejes."
"Esta primera Inquisición, la llamada Inquisición papal, no tuvo jurisdicción en todos los territorios católicos y quedaron excluidas la Europa Oriental, Inglaterra y Castilla."




Es cierto que la primera "Inquisición" fue creada para exterminar a los Cátaros, y también es cierto que afecto a la zona central de Europa -sobre todo en Francia: donde se los cargaban como a moscas-, muchos de ellos huyeron hacia las Castillas, Aragon y Cataluña.




Inquisición Española:

Inicialmente fue Isabel I de Castilla quién pidió a la Santa Sede que se estableciera la Inquisición en España, para garantizar que toda su población fuera Católica.
Hacer que los conversos mataran a cerdos en plena calle, por ejemplo, no fue una medida que convenciera a la reina. Por tanto, quiso asegurarse de que los territorios bajo su poder eran católicos 100%. Su preocupación eran los falsos conversos. El tema de la brujería vendría a posteriori.

Ciertamente hubieron "pocos" condenados, a comparación, del resto de Europa. ¿Hubieron "errores"? por supuesto, como en todo. 
¿Documentación? Sí, y ¿porque? "Lo que no esta escrito, no existe" y la Reina Isabel I quería un trabajo impoluto e indiscutible. 

Inquisición en el resto de Europa:

¿Utilizar herramientas para eliminar aquello que somete, manipula, y hechiza a los HOMBRES? ¡Por supuesto!¿Y qué es lo que somete, manipula, y hechiza a los HOMBRES? ¡Las MUJERES!.

Se calcula que el 20% aprox. de las mujeres eran curanderas especialistas en herbología para finales medicinales (en Europa), y eran muy buenas (poniéndonos en el contexto de la época). Los médicos "oficiales" eran clérigos, ya que tenían la bendición divina y solo con su contacto curaban a las personas(y si tenían que hacer alguna cura se basaban en las cataplasmas - y por lo general, contenían cosas asquerosas-). Obviamente la mayoría de gente acababa acudiendo a las curanderas, y sí añadimos que eran mujeres -"seres impuros y que por ello sangran todos los meses"-, además de hacer enloquecer a los hombres y llevarlos al pecado. 

En esto la creencia religiosa era lo de menos, pero quedaba mejor decir que era por cuestiones religiosas.
"Evidentemente hubo persecuciones de brujas en el mundo católico, en especial a finales del siglo XV, y obras como el Malleus maleficarum (1486) no contribuyeron a apaciguar los ánimos. Pero las grandes persecuciones vinieron después, en los territorios de la Reforma". (El libro "Martillo de las brujas", es duro, es manual para detectar brujas y como acabar con ellas. Lo leí a los 16/17 años y me dejo claro el pensamiento que había al respecto)


"Lutero defendió el exterminio de las brujas con el argumento de que esto era cumplir con el precepto bíblico «No permitirás la vida de los hechiceros» (Éxodo 22, 18)".

Yo creo que los números se quedan muy cortos, pero también es complicado saber el número real:
"Henningsen calcula que en la Edad Moderna fueron quemadas unas 50.000 brujas: la mitad en los territorios alemanes; 4.000 en Suiza; 1.500 en Inglaterra; 4.000 en Francia... El estudioso danés insiste en que sus datos son extrapolaciones y que el número total de víctimas es imposible de determinar con precisión. No titubea en cuanto al número de víctimas del Santo Oficio. Son 27."


América:

Los Españoles mezclándose con nativos (también matando nativos, pero menos) e integrando el territorio conquistado como parte del Reino de España. El interés era el territorio, recursos y esfuerzos de los nativos.

"En 1563 Felipe II exigió título universitario y dos años de prácticas para poder ejercer legalmente la medicina. Siguiendo esta misma política, en 1570 el rey extendió el Protomedicato a las Indias, de forma que los profesionales formados en América no tenían que venir a España a examinarse. Ya en 1551 el mismo rey había dispuesto y dotado una cátedra de Medicina en la Universidad de México. En 1603, en tiempos de Felipe III, se exigía a los cirujanos cinco años de prácticas, tres de ellos en hospitales. En 1635 se abrió la cátedra de Lima y en 1636, la de Bogotá. La primera cátedra de Medicina en los territorios ingleses de Norteamérica data de 1765."
Las buenas intenciones existían ante el papel, la práctica ya es otra cosa.... Dodgy


La que hubiera sido quemada en aquellos tiempos, os saluda. Tongue

¡A darle caña!


Heart
Aunque quiero pensar que vengo con los deberes hechos, lo que voy a decir a continuación va de cabeza y según me sale, así que solicito la indulgencia de los foreros.


En primer lugar, mantengo lo que he venido diciendo sobre este libro y sobre la actitud de su autora respecto a anteponer su ideología de derechas antes que escribir una obra de divulgación histórica seria. En fin, cada cual estropea sus libros como quiere. En los capítulos correspondientes a esta tercera reunión vuelve a incurrir en los mismos defectos, resultando incluso sorprendente cómo alguien puede calzar apreciaciones peyorativas sobre la izquierda actual en capítulos referidos a la inquisición española o a la administración de los territorios americanos en la época imperial.


Respecto a la inquisición, me pareció un argumento muy facilón recurrir a que en el resto de Europa también se cometieron atrocidades por parte de tribunales religiosos, o que la administración de tormento por parte de los inquisidores españoles fue muy comedida y siempre mirando por el bienestar del torturado con asistencia de médicos, etc. Reconozco que en esa parte me llegué a reír un poco. Y luego lo que viene a decir es que la idea de inquisición que tenemos hoy en día fue poco menos que el resultado de una campaña propagandística contra España por la envidia que nos tienen. En resumidas cuentas, este capítulo se podría compendiar entre un "y tú más" y un "no fue para tanto", y que cada cual extraiga sus conclusiones.


Y posteriormente viajamos a América, donde, efectivamente, sobre el papel se hicieron leyes para proteger a los indios de los abusos de los conquistadores. Fueron leyes necesarias, porque no olvidemos que el propio Cristóbal Colon volvió de uno de sus viajes encadenado debido a su comportamiento atroz como gobernador, cosa de la que no se habla en el libro. Pero la existencia de leyes no impidió que estos abusos siguieran produciéndose, porque América quedaba muy lejos del control de la Corona, y porque entre los intereses de los nuevos propietarios de tierras y minas no estaba la protección de los indios.


¿Existió un genocidio intencionado y planificado contra los indios como en norteamérica? Yo diría que no, y que la población indígena se redujo drásticamente debido a enfermedades contra las que poco se podía hacer en aquella época. La autora se pone a detallar cuántos hospitales y universidades se abrieron aquí y allá, en una lista exhaustiva a la que no le resto ni un ápice de credibilidad porque se nota que se ha documentado, pero al final todo va destinado a alcanzar una conclusión predeterminada por la autora que consiste en que el maltrato a los indios fue algo ocasional y no una norma. Pues bien, tengo que decir que ese maltrato continúa existiendo incluso hoy en día, posiblemente con una planificación mayor que en los años del imperio.


Tampoco me parece que intentar desacreditar la figura de Fray Bartolomé de las Casas sea un intento serio por mejorar la historiografía, sino un recurso para poder pasar de puntillas sobre el agravio ejercido contra los indios y poder poner en valor otras voces de la época más acordes con su apriorístico punto de vista.


Hala, qué a gusto me he quedao.
¡¡¡A las buenas tardes casi noches!!! (digo buenas por decir algo, porque vamos… vaya domingo más majo se ha quedado…) En fin, voy al turrón… 

Empezamos con la inquisición...
Para los protestantes, los españoles (que son defensores de la iglesia pervertida de Roma) tienen como misión en la vida imponer su “terrible y sanguinaria” Inquisición (que era el poderoso aliado del Anticristo ni más ni menos!!!) 
La Inquisición Española no fue la única inquisición que existió con estructura propia e independiente de la Inquisición papal, pero las otras no interesan (aparece de nuevo la ley del silencio…)
Para los italianos, la existencia de la Inquisición española era la prueba irrefutable del carácter contaminado de semitismo del español (recordad que para ellos los españoles eran “marranos”). 
Por otro lado... El Santo Oficio documentaba todo lo referente a la Inquisición. Como bien dice Nefer, ”Lo que no esta escrito, no existe”
Es complicado referirse a la Inquisición española de una forma general, ya que perduró más de 3 siglos con monarcas y políticas diferentes, por ello, no podemos comparar la Inquisición de los primeros años (cuando ante todo perseguía judeoconversos) con la del final.
Comparando los datos de las ejecuciones de la inquisición española con los de los condenados a muerte en Inglaterra, da la sensación de que inquisición española fue casi casi “una hermanita de la caridad” (alrededor de 3000 muertos en toda su historia frente a 264.000 de los ingleses en 3 siglos)
Por último, me ha llamado la atención el repaso que hace la autora a Arturo Pérez Reverte (con el que tenía entendido que tiene buena relación). Según la autora del libro, una parte del éxito de Reverte, “se debe a que recrea con vigor y convicción los tópicos hispanófobos del protestantismo, de la Ilustración y, luego, del liberalismo.”

Y vamos con América…
En este capítulo (como en los anteriores), me da la sensación de que usa la desacreditación de los demás para defender a España. 
Por ejemplo, con la Brevísima de Bartolomé de las Casas, que sí, que contiene exageraciones, pero utilizar eso para desacreditar todo el libro…
Puede que sobre el papel, la intención con América fuese buena (se crean ciudades, caminos, hospitales, universidades…) pero en la práctica… Sobre el papel, los territorios americanos no eran colonias, pero la realidad era distinta.
Es evidente que la población indígena disminuyó tras la llegada de los españoles. En parte por enfermedades (hubo epidemias), en parte por las guerras (entre ellos y con los españoles), y en parte por el mestizaje (ya están los españoles otra vez mezclándose con otras razas, endeveeeee….)
«Matemática y obviamente, dado que las mujeres indias producían niños mestizos, el número relativo de indios declinaba, puesto que el mestizo ya no es indio de pura sangre. Esta es una circunstancia significativa que muchos escritores olvidan de tomar en cuenta, con una indiferencia lascasiana en sus conjeturas sobre la disminución indígena»


Y hasta aquí la turra por hoy… que sé que me dejo algo, pero mi cabeza ya no da más de si